Políticas de Grupo CMC2019-02-12T12:43:20+01:00

Políticas de Grupo CMC

Calidad y Medio Ambiente, Seguridad, Gestión de Servicios TI y Desarrollo de Software.

Somos un grupo multinacional con base en España dedicado a la consultoría de gestión, la tecnología y el outsourcing. Nacimos hace más de 25 años para ayudar a nuestros clientes a la adaptación y a la transformación tecnológica, creando equipos y proyectos de éxito. Con el paso del tiempo hemos construido una estructura empresarial sólida, solvente y con un equipo de profesionales con una visión global sobre los negocios y la tecnología de gran experiencia. Estamos presentes en los principales sectores de la economía y la gestión del talento como trasformador empresarial y social. Nuestro compromiso con el mundo se refleja en nuestras acciones de responsabilidad social corporativa a través de la que impulsamos acciones para crear un mundo mejor y más concienciado.

Nuestra Misión

Contribuir positivamente en la forma en la que la sociedad y las empresas viven y trabajan, aportándole el talento y el desarrollo del buen uso tecnológico que les facilite crear un mundo o un futuro mejor.

Nuestra Visión

Ser la consultora tecnológica referente para el talento y las empresas que quieren evolucionar y crecer a través de la innovación, la transformación digital y el desarrollo tecnológico.

Nuestros Valores

  • Primero las personas: Nos relacionamos de forma cercana con una cultura de equipo y valores como la empatía, la integridad y la activa escucha a nuestros grupos de interés para conocer sus necesidades. Atraer y mantener el talento es uno de nuestros pilares fundamentales.
  • Excelencia: Fomentamos el espíritu de mejora y el esfuerzo continuo de nuestro equipo para garantizar la calidad, generando valor y superando las expectativas.
  • Innovación: Apostamos por una metodología basada en la superación y la creación de nuevas ideas que mejoren la existente con equipos con calidad de emprender, tomar riesgos, pensar diferente con pasión y liderazgo.
  • Crecimiento: El crecimiento responsable, sostenible y constante del grupo esta dentro de nuestro ADN.
  • Compromiso: Nuestro compromiso con nuestros clientes, trabajadores, proveedores e inversores es la forma de garantizar nuestra sostenibilidad por ese orden.
  • Flexibilidad: La capacidad de adaptación al cambio con agilidad y flexibilidad en la toma de decisiones. Utilizando lo mejor posible los factores disponibles para adaptarse a los cambios inmediatos y facilitar su adaptación al entorno competitivo y lograr el desarrollo organizativo permanente.

El objetivo de Grupo CMC es apoyar a nuestros clientes en planes y proyectos de desarrollo empresarial mediante la prestación de servicios de consultoría de gestión y servicios en el mundo de las tecnologías de la información y de la comunicación.

Para cumplir con este objetivo, Grupo CMC ha desarrollado esta política integrada, que está basada en las Normas Internacionales ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015, para comprometerse con sus trabajadores, clientes, proveedores, accionistas, y otras partes interesadas en su convencimiento de que el Sistema de Gestión que soporta sus actividades es un factor clave para el correcto desarrollo de sus actividades operativas y su dirección estratégica.

Esta política debe ser entendida como eje de referencia para el establecimiento de un marco de gobierno y control de la organización, acorde a un estándar reconocido, en base a una clara definición de objetivos de calidad y ambientales para la ejecución y control de un conjunto de acciones alineadas con la estrategia de negocio de Grupo CMC.

Esta Política de Calidad y Ambiental, muestra el compromiso de la Dirección, y tiene como directrices principales:

  • Asegurar el cumplimiento de la legislación, reglamentación y normativas aplicables, así como todos aquellos requisitos que la organización considere oportunos llevar a cabo para mantener un Sistema de Gestión que le permita conseguir una mejora continua de su actuación.
  • Cumplir con las necesidades y expectativas de las partes interesadas involucradas dentro del SG, preservando la Disponibilidad, Integridad y Confidencialidad de la información.
  • Concienciar, desde la alta dirección y puestos directivos, a todo el personal, sobre la importancia del Sistema de Gestión y el cuidado y protección del Medio Ambiente, incluida la prevención de la contaminación.
  • Demostrar liderazgo por parte de la dirección asegurando que la política, y los objetivos de calidad y ambientales se establecen y son compatibles con la dirección estratégica de la organización.
  • Asignar funciones y responsabilidades.
  • Orientar hacia la Mejora Continua.
  • Implementar mecanismos específicos de comunicación, con el objetivo de agilizar las comunicaciones internas y externas.
  • Realizar un seguimiento claro y detallado de los Objetivos fijados por la dirección.
  • Comprometer a Grupo CMC en la evolución continua del Sistema de Gestión a través de:
    • Revisiones continúas del Sistema de Gestión.
    • Establecimiento de indicadores sobre la eficacia y eficiencia del Sistema de Gestión.
    • Formación.
    • Realización de auditorías periódicas.

El Sistema de Gestión de Seguridad de la Información tiene como objetivo principal:

“Planificar, establecer, implementar, operar, monitorear, revisar, mantener y mejorar para preservar la confidencialidad, disponibilidad e integridad de la información que soporta los procesos de la organización”.

La política de Gestión de Seguridad de la Información está basada en la Norma Internacional ISO/IEC 2700:2014, permitiendo así, cumplir con un estándar reconocido de gobierno corporativo.

Todo el personal, incluidos los puestos directivos, serán concienciados sobre la existencia e importancia de la Seguridad de la Información. Asimismo, todo el personal involucrado en el SGSI recibirá la formación y entrenamiento adecuado a sus responsabilidades.

Esta Política de Seguridad de la Información muestra el compromiso de la Dirección, y tiene como directrices principales:

  • Asegurar el cumplimiento de la legislación, reglamentación y normativas aplicables, así como todos aquellos requisitos que la organización considere oportunos llevar a cabo para mantener un Sistema de Gestión de Seguridad de la Información, que le permita conseguir una mejora continua de su actuación.
  • Cumplir con las necesidades y expectativas de las partes interesadas involucradas dentro del alcance del SGSI, preservando la Disponibilidad, Integridad y Confidencialidad de la información.
  • Demostrar liderazgo por parte de la dirección asegurando que la política de Seguridad de la Información, y los objetivos de seguridad se establecen y son compatibles con la dirección estratégica de la organización.
  • Asignación funciones y responsabilidades en el ámbito de la seguridad y el soporte necesario.
  • Enfoque a riesgo y realización de evaluaciones periódicas de riesgos, así como las acciones de tratamiento derivadas de dicha evaluación.
  • Orientación hacia la “mejora continua”.
  • Implementación de mecanismos específicos de comunicación, con el objetivo de agilizar las comunicaciones internas y externas dentro del alcance.
  • Seguimiento claro y detallado de los Objetivos de Seguridad fijados por la dirección.
  • Evolución continua del Sistema de Gestión de Seguridad de la Información, con el fin de adecuarnos a las necesidades, a través de:
    • Revisiones continúas del SGSI.
    • Establecimiento de indicadores sobre la eficacia y eficiencia del SGSI.
    • Formación y concienciación.
    • Realización de auditorías de periódicas.

CMC considera que la provisión de servicios de TI a sus clientes es una parte fundamental de su negocio, y por ello la Gestión de Servicios ocupa un lugar destacado dentro de sus objetivos, alineada con la estrategia definida para el desarrollo del negocio. Con este motivo CMC ha desarrollado e implantado un Sistema de Gestión de Servicios, en conformidad con los requisitos de la norma ISO 20000-1:2011, como soporte organizativo y metodológico, para emprender el camino de la mejora continua a través de los siguientes principios:

  • Asegurar que los servicios TI están alineados con las necesidades de sus clientes y usuarios.
  • El cumplimiento de los requisitos de negocio, los legales y los reglamentarios.
  • Disposición de personal técnicamente competente y debidamente adiestrado para llevar a cabo las tareas con las garantías de calidad exigibles.
  • La participación activa de todo el personal basada en el concepto de autogestión del puesto de trabajo y en la formación continua.
  • La puesta a disposición de los recursos materiales adecuados al proceso productivo y acordes con el grado de precisión exigido.
  • El establecimiento de las medidas necesarias para prevenir, estudiar y eliminar, siempre que ello sea posible, los factores que puedan afectar de un modo negativo a la gestión de los servicios de TI.
  • El aseguramiento de una continuidad del negocio bajo situaciones adversas.
  • El establecimiento de objetivos anuales y la asignación de los recursos, tanto técnicos como materiales y humanos, para su realización, que garanticen la mejora continua de los niveles de calidad deseados.
  • Mejorar la comunicación entre el personal que participa en la prestación de servicios TI y los clientes y usuarios de dichos servicios.
  • Mejorar la eficacia y eficiencia de los procesos internos de prestación de los servicios TI.

CMC considera que el desarrollo de aplicaciones para nuestros clientes es una parte fundamental de nuestro negocio, y por ello la Gestión y la Mejora de la Calidad en el Desarrollo de Software ocupa un lugar destacado dentro de sus objetivos. Por eso hemos desarrollado e implantado una serie de procesos como soporte organizativo y metodológico para emprender el camino de la mejora continua a través de:

  • Asegurar que los productos software están alineados con las necesidades de sus clientes.
  • Mejorar la calidad de nuestros productos software a través de la continua evaluación y mejora de los procesos empleados para producirlos.
  • Disposición de personal técnicamente competente y debidamente adiestrado para llevar a cabo las tareas con las garantías de calidad exigibles.
  • La participación activa de todo el personal basada en el concepto de autogestión del puesto de trabajo y en la formación continua.
  • La puesta a disposición de los recursos materiales adecuados al proceso productivo y acordes con el grado de precisión exigido.
  • El establecimiento de las medidas necesarias para prevenir, estudiar y eliminar, siempre que ello sea posible, los factores que puedan afectar de un modo negativo a la calidad de los procesos empleados para el desarrollo de software.
  • Mejorar la comunicación entre el personal que participa en el desarrollo de software y los clientes.
  • Mejorar la eficacia y eficiencia de los procesos internos de desarrollo de software.